Thursday , 26 April 2018

Impactos ambientales del Gas Shale y el Gas Natural: Obama apoya la expansión masiva de la fractura hidráulica.

El Gas Natural es promovido falsamente por la administración de Obama y las corporaciones de energía como un “combustible puente”, que lleva a la sociedad Estadounidense a un continuo uso de energía fósil durante las próximas décadas, mientras que las emisiones de gases de efecto invernadero son menores por medio del uso de fuentes de energía fósil diferentes como carbón y el aceite.

Basado en esto, el Presidente Obama, otorga su total apoyo a la expansión masiva de la fracturación hidráulica (“Fracking”) para obtener Gas Natural dentro de los Estados Unidos. Con lo cual quiere obtener las cantidades suficientes que duren por varias décadas más, permitiendo que los Estados Unidos exporten Gas Natural Licuado (GNL) y Aceite alrededor del mundo.

Continuando con el tema de la baja contaminación por gases de efecto invernadero con el uso de Gas Natural, Obama ha instaurado una gran campaña para incrementar la cantidad extraída de aceite crudo dentro de la Unión Americana, en buena parte por medio del “Fracking”. “La administración Obama está re abriendo la Costa Este a la exploración en ultramar de gas y aceite, aprobando el reconocimiento sísmico por medio de cañones sónicos que pueden precisar la ubicación de depósitos profundos bajo el suelo marino”, reportó la AP a mediados de julio pasado.

Aquí la trampa: Un nuevo estudio científico –“A Bridge to Nowhere: Methane Emissions and the Greenhouse Gas Footprint of Natural Gas”– argumenta que ambos recursos, Gas Shale y Gas Natural Convencional, contienen una gran huella de gases efecto invernadero, tanto como el carbón y el petróleo, especialmente en usos básicos como en la calefacción para comercios y residencias.

El Dr. Robert Howard, autor del estudio y profesor de Ecología y Biología del Medio Ambiente en la Universidad Cornell, llegó a esta conclusión después de evaluar datos y análisis en huellas de gases de efecto invernadero de ambas emisiones, metano y dióxido de carbono (incluyendo el gas shale y el gas natural), en escalas a 20 años de emisiones continuas.

“Debemos controlar el metano inmediatamente y el Gas Natural es la mayor fuente de contaminación por metano en los Estados Unidos”, dice el Dr. Howart, quien también explica que la Tierra puede encontrar un punto de no retorno si el promedio de la temperatura global se incrementa entre 1.5 a 2 grados Celsius en las próximas décadas. “Si rompemos el punto de inflexión de del sistema climático, debido al metano, el problema de dióxido de carbono es inmaterial. Debemos manejar bien el metano o se incrementara el riesgo de una catástrofe global…”

“Cuando las emisiones de dióxido de carbono son menores en el Gas Natural que en el carbón o el petróleo, las emisiones de metano son por mucho más altas. El metano es un gas de efecto invernadero más potente, lo que hace a estas emisiones de Gas Natural un combustible peligroso, desde la perspectiva del calentamiento global, para las siguientes décadas. La sociedad debería alejarse de todos los combustibles fósiles y no confiarse del mito de que el Gas Natural es un combustible puente aceptable para un futuro sustentable”.

Los permisos otorgados por Obama a compañías petroleras para explorar  la Costa Este, desde Delaware hasta Florida, producirán trillones de ganancias, al igual que una excesiva contribución al calentamiento global. La AP reportó: “Cabilderos petroleros estiman obtener 4.72 billones de barriles de petróleo y 37.51 trillones de pies cúbicos en Gas Natural por medio de estas perforaciones hechas en aguas federales, desde Florida hasta Maine, lo cual generará US$195 billones de inversión y gasto entre los años 2017 y 2035, contribuyendo con US$23.5 billones por año a la economía de este país” (en esta etapa el límite es el norte de Delaware, pero podría extenderse con el tiempo).

Incidentalmente, el uso de cañones sónicos para detectar depósitos bajo el mar, causa contaminación por ruido en el agua, produciendo olas de sonido mucho más altas que un motor de Jet resonando en el fondo cada 10 segundos durante semanas, llegando a las ballenas, delfines, tortugas y otros animales marinos. Buscando detener la aprobación presidencial para las exploraciones de la Costa Este, algunos grupos ambientalistas han señalado algunas especies en peligro de extinción pueden ser seriamente lastimadas por el ruido generado. La Oficina de Gestión de Energía del Océano confirmo esto, pero se aparto del tema.

El Gobierno de los Estado Unidos está concentrado en la producción y el uso de combustibles “puente” como el Gas Natural, “limpios” como el carbón, petróleo y energía nuclear, con una atención simbólica a recursos renovables como el viento y la energía solar, lo que significaría un incremento en el calentamiento global. Pero así como los cañones sónicos y las creaturas marinas, el sistema económico capitalista, con trillones de rápidos beneficios, triunfará sobre un número inimaginable de seres humanos que sufrirán las consecuencias de estos avances.

por Redacción Gas Shale México

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*



1 × five =